A través de toques suaves se va induciendo al alumno a reconocer, diferenciar y luego a integrar las distintas partes del cuerpo. De esta manera se busca ampliar su rango de movimiento y encontrar nuevas posibilidades funcionales para su acción cotidiana.